< Volver

EL COCODRILO.

El más grande de los saurios que nos queda es el cocodrilo; y se pensaba antes que era muy engañoso, y que atraía a sus víctimas con su llanto. Sir John Mandeville los describe de este modo: —“En esta tierra, y muchos otros lugares de la India, hay muchos cocodrilos, que es una especie de serpiente larga, y por las noches habitan en el agua, y durante los días habitan sobre la tierra y las rocas, y no comen en invierno. Estas serpientes dan muerte a los hombres, y se los comen mientras lloran, y carecen de lengua”.

Por el contrario, el cocodrilo tiene lengua, y bastante grande además. En cuanto a la fábula de su llanto, ¿no decimos aún hoy en día que quien finge una congoja “derrama lágrimas de cocodrilo”? Spenser, en su “Reina Hada”, alude así a sus supuestas costumbres (B. I. c. 5. xviii.):—

“Como cuando un viajero fatigado, que se desvía
Por la orilla enlodada del ancho Nilo de siete bocas,
Sin prestar atención a las peligrosas rutas errantes,
Se encuentra con un cruel y habilidoso cocodrilo,
Que ocultando su dañina astucia en falsa pena,
Llora con todo el dolor y derrama tiernas lágrimas:
A aquel hombre insensato, que entretanto se compadece
De su acongojada situación, se lo traga sin que se de cuenta,
A aquel que olvidando las propias se ocupa de las preocupaciones de algún otro”.

Curious creatures in zoology by Ashton, John, b. 1834

aaaa